El topo común tiene cuerpo cilíndrico, pelaje negro aterciopelado sin raya y con raya, hocico largo y afilado, extremidades anteriores anchas y transformadas en pala para excavar. El topo tiene ojos muy pequeños y ocultos en el pelaje. Las medidas de este roedor son: cabeza y tronco 11,3-16 cm; cola de 2,2 cm a 3,8 cm; pie posterior 1,7 -1,95 cm; peso de 65 a 130 gramos. Los topos, carecen de pabellones auditivos externos, los ojos son muy reducidos y están cubiertos, por lo que prácticamente no pueden ver nada. Las hembras del topo común son siempre más grandes que los machos. Su tiempo de vida es de siete años.

Alimentación- Estos topos pueden ser herbívoros, carnívoros, omnívoros, etc. Comen lombrices de tierra, insectos y larvas de insectos. Los topos comunes son comedores voraces, consumiendo la mitad de su propio peso diario. También come mamíferos pequeños, tales como ratones. Un topo puede incluso, matar y comer a otro topo cuando suceden a la reunión.

Plaga de topo común
Plaga de topo común

Reproducción- El topo común puede tener de 4 a 14 crías por camada. Debido al número de pezones, el máximo número de crías que puede sobrevivir es de 13. Sin embargo, 7 es el promedio. La gestación es de unos 42 días. Las crías nacen carentes de pelo y ciegas. Se reproducen dos veces al año.

Comportamiento- Permanecen activos las 24 horas del día, alternando periodos de actividad y descanso, es experto en excavación. El topo común es un animal muy voraz, pero en invierno disminuye su movilidad, ya que entra a mayor profundidad. No construye madrigueras permanentes, pues el terreno se hunde a medida que prosigue la excavación. Después de las lluvias, este topo sale a la superficie y deja tras de sí una triple huella. El nido se dispone a una profundidad de 30-60 cm y está tapizado de hierbas y hojas.

Hábitat- El topo común vive en madrigueras excavadas por ellos mismos. Consiste en un sistema de túneles con muchas cámaras. Son animales que pasan la mayor parte de su vida debajo del suelo. Suelen encontrarse en tierras de cultivo, campos labrados, prados, jardines y también bosques. Evita las zonas pantanosas y también los suelos demasiado secos y arenosos.

.