Los tipos de plagas de roedores más comunes son los siguientes:

Ratón común (mus musculus) Rata de alcantarilla (rattus norvegicus) Rata de tejado (rattus rattus) Topo común (talpa europaea)
Ratón común
(mus musculus)
Rata de alcantarilla
(rattus novergicus)
Rata de tejado
(rattus rattus)
Topo común
(talpa europaea)

Los roedores pueden acceder a través de diversas vías: las ratas lo harán siguiendo las conexiones con el suelo y subsuelo, pasos de cañerías residuales y sanitarias, conducciones en general o a través de huecos y agujeros en el exterior de las casas; los ratones suelen acceder junto con mercancías, bien alimentarias o de mudanzas, aunque también pueden acceder por su propio “pie” por huecos y bajos de puertas.

Hay que tener en cuenta que si un roedor está interesado en acceder a al algún sitio y no encuentra puntos de acceso buscará los puntos más débiles para atravesarlo con sus incisivos.

Plaga de ratas
Plaga de ratas

Refugios: cualquier casa o industria proporciona el refugio que un roedor busca: comida, calor y refugio en falsos techos o suelos, huecos en paredes, etc… Hay que tener en cuenta que un ratón puede hacer su nido en una cavidad de tan sólo 7x3x4 cm.

Plaga: detrás de un roedor vienen muchos más. Si ha encontrado un territorio a su gusto comienza a reproducirse y, por simple cálculo matemático, una rata podría tener 30.000 descendientes en un año.

.