Es una bacteria que vive habitualmente de forma natural en las aguas superficiales y que, en determinadas ocasiones, puede colonizar y multiplicarse en la red de distribución de agua y sistemas de enfriamiento de grandes dimensiones (torres de refrigeración). La legionella se multiplica a temperaturas entre 20 y 45 grados centígrados.

Bacteria de legionella

Bacteria de la legionella

La infección por Legionella puede presentarse como neumonía atípica o como una enfermedad febril sin focalización pulmonar denominada Fiebre de Pontiac. La mayor fuente de contagio es el sistema de aguas de grandes edificios, hoteles y hospitales, humidificadoras, máquinas de roció, spas y fuentes de agua termal.

Condiciones para el desarrollo de Legionella:

-Temperatura del agua entre 20 ºC y 45 ºC.
Agua estancada o escasamente renovada.
-Concentración elevada de microorganismos, en particular algas, amebas, limo y otras bacterias.
-Presencia de biopelículas, escamas, sedimentos, fangos, óxidos y materia orgánica.
-Materiales de fontanería degradados, como juntas de goma, capaces de aportar nutrientes que estimulan la proliferación bacteriana.

Tabla de temperaturas de legionella
Tabla de temperaturas de la legionella

LEGIONELOSIS

La única forma posible de contraer la enfermedad es por vía respiratoria, por inhalación de pequeñas gotas de agua que permiten que la bacteria llegue a los pulmones, produciendo un cuadro de neumonía. No se contagia por beber agua contaminada o alimentos. En ningún caso se puede enfermar al comer o beber.

Los equipos de aire acondicionado domésticos no entrañan riesgo de transmisión de legionella ya que en estos equipos no hay un circuito cerrado de agua y no hay posibilidad de que la bacteria se multiplique.

No se contagia de persona a persona y tampoco pueden transmitirla los animales.
Las personas más propensas a enfermar son aquellas con problemas respiratorios, fumadores, ancianos y personas con las defensas disminuidas.

La legionella puede llevar a complicaciones pulmonares, sus síntomas son fatiga, dificultad para respirar y en ocasiones diarrea o dolores musculares.

Se puede detectar por medio de un simple examen de orina y  se trata con antibióticos y si el estado general del paciente lo requiere pueden ser necesarias, además, otras medidas.

SISTEMAS CON RIESGO DE EXPOSICIÓN A LEGIONELLA.

-Sistemas de alimentación de agua que incorporan torres de refrigeración.
-Sistemas de alimentación de agua que incorporan condensadores de evaporación.
-Sistemas de alimentación de agua caliente y fría.
-Piscinas, spa (bañeras de hidromasaje, duchas calientes y bañeras de spa).
-Humidificadores y nebulizadores de agua.
-Conductos de aporte de agua para sillones de dentista.
Estanques de aireación de plantas de tratamiento biológico del agua y plantas de tratamiento de aguas residuales industriales.
Máquinas de lavado con agua a alta presión.

Focos potenciales de legionelosis

Focos potenciales de legionelosis

PREVENCIÓN DE LEGIONELLA

Las medidas preventivas se basarán en la aplicación de dos principios fundamentales:   -La eliminación o reducción de zonas sucias mediante un buen diseño y el mantenimiento de las instalaciones.
-Evitar las condiciones que favorecen la supervivencia y multiplicación de Legionella, mediante el control de la temperatura del agua y la desinfección continua de la misma.

Para garantizar la eficacia de las medidas preventivas que se establecen en este real decreto, se estará a lo dispuesto en las siguientes disposiciones:

a) El Real Decreto 3099/1977, de 8 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento de seguridad para plantas e instalaciones frigoríficas.

b) El Real Decreto 1751/1998, de 31 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones térmicas en los edificios (RITE) y sus Instrucciones técnicas complementarias y se crea la Comisión Asesora para las Instalaciones Térmicas de los Edificios, que establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones térmicas de los edificios (calefacción, climatización y agua caliente sanitaria), modificado por el Real Decreto 1218/2002, de 22 de noviembre.

CONTROL DE LEGIONELLA

En Plagastop, desde su departamento de Sanidad Ambiental, formado por profesionales de elevada experiencia y formación en diversas ramas sanitarias (químicos, veterinarios…). Ponemos a su disposición todos los medios técnicos y humanos que garantizan los mejores resultados en la Prevención y Control de la Legionelosis en todo tipo de sistemas e instalaciones.

Contamos con un equipo de profesionales altamente cualificados y perfectamente capacitados para cubrir sus necesidades en cualquiera de los siguientes ámbitos de actuación:
• Centros sanitarios (hospitales, clínicas, centros de salud…).
• Centros socio-sanitarios residenciales.
• Hoteles y establecimientos hosteleros en general.
• Centros Deportivos.
• Industria.
• Edificios públicos.
• Comunidades de vecinos.

Control de la legionella en hospitales

Control de la legionella en hospitales

 ACTUACIONES EN LAS INSTALACIONES

Dichas actuaciones podrán ser de tres tipos:

a) Limpieza y desinfección, que tendrán como finalidad eliminar la contaminación por la bacteria. La limpieza se realizará teniendo en cuenta el principio básico de limpieza exhaustiva antes de desinfectar. La desinfección se abordará aun en ausencia de resultados microbiológicos, pero no antes de realizar una toma de muestras. El tratamiento elegido deberá interferir lo menos posible con el funcionamiento habitual del edificio o instalación en el que se ubique la instalación afectada.

Este tratamiento, consta de dos fases: un primer tratamiento de choque, seguido de un tratamiento continuado, que se llevarán a cabo  para las instalaciones de agua sanitaria, para las torres de refrigeración y condensadores evaporativos y  para las bañeras y piscinas de hidromasaje.

b) Reformas estructurales. La inspección podría dar como resultado la exigencia de corregir los defectos de la instalación, estando obligado el propietario o responsable de ésta a realizar esta operación en el plazo que se designe, a contar desde la primera notificación escrita facilitada por la inspección. Los titulares de dichas instalaciones podrán, en casos excepcionales, presentar una solicitud especial de un plazo suplementario ante la autoridad sanitaria competente. La solicitud deberá estar debidamente motivada y señalará las dificultades encontradas y el plan de acción acompañado de un calendario de ejecución.

Se entiende por defecto estructural de una instalación cualquier carencia o imperfección en el diseño, construcción o mantenimiento de la instalación que facilite la transmisión de la Legionella.

c) Paralización total o parcial de la instalación. Ante la presencia de casos o brotes, instalaciones muy deficientes, contaminadas por Legionella, obsoletas, o con un mantenimiento defectuoso, la autoridad sanitaria competente podrá ordenar el cierre temporal de la instalación hasta que se corrijan los defectos observados o bien su cierre definitivo. No se podrán poner nuevamente en marcha estas instalaciones sin la autorización expresa de la autoridad sanitaria competente.

Los edificios que en algún momento han sido asociados a brotes de legionelosis, deberán ser sometidos a una vigilancia especial y continuada, según se determine, con objeto de prevenir la aparición de nuevos casos.

Elaboramos un libro de registro de operaciones de mantenimiento personalizado para instalaciones de riesgo.

Libro de registro de legionella

Libro de registro de legionella

Este libro de registro puede presentarse en formato en papel, pero también ofrecemos a nuestros clientes un servicio de gestión documental on-line a través de nuestra intranet, donde pueden consultar toda esta información al instante. En el libro de registro se recoge la siguiente documentación:

  • Presentación de la empresa de Plagastop.
  • Datos de la compañía (ROESB/P).
  • Contrato de Plagastop con la instalación.
  • Planos croquis-circuitos.
  • Programa de actuación.
  • Medidas previas R.D. 865/2003.
  • Certificados de formación de nuestros técnicos en materia de mantenimiento higiénico sanitario en instalaciones de riesgo frente a legionella.
  • Partes de trabajo, certificados y protocolos.
  • Hojas de registro.
  • Certificados de laboratorio y analíticas.
  • Fichas técnicas y hojas de seguridad de productos.
  • Partes de incidencia.

.