En el trabajo o en la vivienda, la aparición en algunos casos, de molestias y síntomas que responden a la definición de una enfermedad es un hecho que ya no puede cuestionarse. La principal responsable es la contaminación del aire presente en el edificio, que suele denominarse “mala calidad del aire en el interior“. El término aire interior lo aplicamos a ambientes de interior no industriales: edificios de oficinas, edificios públicos (colegios, hospitales, teatros, restaurantes, etc.) y viviendas particulares.

Las concentraciones de contaminantes en el aire interior de estas estructuras suelen ser de la misma magnitud que las encontradas habitualmente al aire exterior. A esta afección de contaminación del aire en edificios se le denomina “síndrome del edificio enfermo“.

Enfermedad por mala calidad del aire
Enfermedad por mala calidad del aire

Los cambios en el estado de salud de una persona debidos a la mala calidad del aire interior pueden manifestarse en:
• Síntomas agudos y crónicos de diversas enfermedades.
• Alergias
• Estrés
• Absentismo laboral
• Baja productividad (con aumentos paralelos de los costes de producción).

Además, las acusaciones sobre problemas relacionados con los edificios pueden generar rápidamente un conflicto entre los ocupantes, sus empresas y los propietarios de los edificios.

CONTAMINACIÓN DEL AIRE

La contaminación en el interior tiene diferentes orígenes:
• Los propios ocupantes.
• Los materiales inadecuados o con defectos técnicos utilizados en la construcción del edificio.
• La actividad realizada en el interior.
• El uso excesivo o inadecuado de productos plaguicidas, desinfectantes, productos de limpieza, etc.
• Los gases de combustión (procedentes del tabaco, de las cocinas, de las cafeterías y de los laboratorios).
• Contaminantes que proceden de otras zonas mal ventiladas y que se difunden y afectan áreas vecinas.
• Contaminación biológica como la presencia de agua estancada, de materiales impregnados con agua, gases, etc., y un mantenimiento incorrecto de los humidificadores y las torres de refrigeración.
• Contaminación procedente del exterior.

Contaminación del aire interior
Contaminación del aire interior

EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DEL AIRE INTERIOR

Para evalúar la calidad del aire interior llevamos a cabo la medición y evaluación de los contaminantes que pueda haber en el edificio. Se realizan en laboratorios independientes y los parámetros objetos de análisis son:
• Parámetros físicos: temperatura y humedad
• Parámetros microbiológicos: aerobios totales, mohos y levaduras tanto de superficie como de ambiente.

Al mismo tiempo se procede a una inspección visual del sistema de climatización de aire acondicionado con el objetivo de comprobar el estado de la misma. Obtenemos fotografías del interior de los conductos, empleando un vehículo de control remoto que lleva incorporada una cámara fotográfica con enfoque, flash y disparador automático. Este sistema nos permite conseguir un documento gráfico del estado de los conductos en los lugares inaccesibles e imposibles de obtener por otros sistemas.

CONTROL DE LA CALIDAD DE AIRE INTERIOR

Limpiamos y desinfectamos sistemas de aire acondicionado en conducciones metálicas, fibra de vidrio o de cualquier material; nos ocupamos tanto de los sistemas de ventilación como de sus accesorios: conductos, máquinas y rejillas y difusores.

Garantizamos la limpieza y desinfección total de los conductos para conceder mayor grado de higiene. Ofrecemos la ventaja de trabajar en un ambiente sano y mejorar la calidad de vida.

Limpieza de sistemas de ventilación
Limpieza de sistemas de ventilación

Se realiza una revisión final en la que utilizamos un vehículo provisto de cámara fotográfica. Repetimos la operación de fotografiado de las mismas zonas y ángulos que en la revisión previa. Si se considera conveniente, tomaremos las muestras que sean necesarias para realizar los análisis bacteriológicos de comprobación.

Una vez finalizado todo el proceso, le entregamos un certificado de garantía. Nuestro objetivo radica en conseguir una limpieza y desinfección total de los conductos de aire acondicionado y sistemas de ventilación.

CERTIFICACIONES

• Productos específicamente Homologados y Registrados en el Registro de Plaguicidas de Salud Pública y aptos para industria alimentaria.
• Prevención de Riesgos Laborales adecuados a normativa.
• Personal cualificado con el Carnet de Manipulador de biocidas de Uso en Salud Pública.
• Normativa Comunitaria (CEE).
• Normas UNE 100-012.
• Conformidad con las Normas de Calidad ISO 9.001.
• Comprobación y Certificación de los resultados a través de Laboratorio Independiente Homologado.

.