La globalización del comercio de alimentos ha dado lugar a cadenas de suministro muy complejas y dispersas, en las que, para que un producto llegue de la granja a la mesa, puede llegar a estar implicada una red de más de 100 empresas. Si algo no funciona correctamente en un punto de esta red, la calidad, seguridad y sostenibilidad del producto final puede verse comprometida y con ello también la confianza del consumidor.

Para ser competitivo en la industria agroalimentaria, es necesario crear confianza

Para ser competitivo en la industria agroalimentaria, es necesario crear confianza

La gestión de la cadena de suministro de productos alimentarios, asegurando la seguridad y sostenibilidad de todas las partes involucradas, no es tarea fácil y requiere de un plan completo que incorpore acciones, áreas de riesgo, compromiso e inversión. La calidad, la seguridad y la sostenibilidad deben ser una prioridad en este proceso, teniendo en cuenta que una gestión eficiente de la cadena de suministro ayudará a la empresa a obtener una ventaja competitiva.

Sostenibilidad

La sostenibilidad es una cuestión estratégica para cualquier industria. Además de la sostenibilidad económica, los impactos sociales y ambientales se consideran también puntos clave para asegurar una cadena de suministro sostenible. Si bien en muchos sectores las principales preocupaciones están relacionadas con cumplir con la normativa legal, el uso de energía y el consumo de agua, en el caso de la industria de alimentación y bebidas se suman riesgos críticos relacionados con la seguridad y calidad de los productos.

El potencial para que algo vaya mal en algún punto de las complejas redes de distribución alimentaria es, probablemente, proporcional al número de empresas implicadas. Podria decirse que alta complejidad significa alto riesgo.

Las empresas se esfuerzan por tener una cadena de suministro optimizada, principalmente para lograr costes menores y márgenes mayores. Mientras que la eficiencia de costes es uno de los motores de la industria alimentaria, muchas de las empresas del sector buscan, cada vez más, obtener una ventaja competitiva mediante la optimización de la calidad y seguridad alimentaria, la resiliencia, la trazabilidad y la transparencia. Según los expertos, para aumentar la competitividad en esta industria, es necesario construir confianza.

Gestión sistemática del riesgo

Las empresas del sector buscan mejorar los criterios mencionados anteriormente para reducir los riesgos de seguridad y calidad, para reducir los plazos de entrega y los costes operativos, y mejorar la reputación de la marca, asi como la confianza del consumidor.

Mediante la aplicación de una gestión sistemática de riesgos, es posible identificar y medir la vulnerabilidad en la propia cadena de suministro, lo que permite una gestión activa, evitar errores y garantizar la continuidad del negocio.

La cadena de suministro de alimentos y bebidas es un mundo muy complejo y diverso donde no existe una solución única para reducir los riesgos. Las estrategias más frecuentes van desde la diversificación de proveedores para evitar el abastecimiento de zonas de riesgo, hasta actividades de evaluación de riesgos en proveedores, la relación de co-makership, la certificación y la preparación para emergencias.

Garantia o seguridad de la cadena de suministro

Los líderes del mercado dicen que la comunicación es una iniciativa clave para promover las cuestiones de sostenibilidad, y que la garantía en la cadena de suministro es el medio por el cual las empresas se demuestran a sí mismas, a sus clientes y a otras partes interesadas, que todas las vulnerabilidades a lo largo de una compleja cadena de suministro se comprenden y están controladas.

La seguridad de la cadena de suministro comienza por:

Identificar los criterios a los que deben adherirse los diferentes proveedores
La recogida de información actualizada sobre los actores de la cadena de suministro, a través de autoevaluaciones, auditorías externas, informes legales e informes de verificación y auditoría.
La homologación de provedores
La gestión sistemática y eficiente del riesgo en la cadena de suministro es necesaria para cualquier actor creible en la industria alimentaria.

Fuente: Higiene ambiental