La temperatura óptima del desarrollo de las plagas oscila entre 15 y 35 ° C. A temperaturas superiores a + 45 ° C , las proteínas del cuerpo de las plagas y sus huevos coagulan y mueren.

En Plagastop nos basamos en estas características para eliminar insectos en aquellas instalaciones de uso industrial en las que con la tecnología tradicional de insecticidas no se puede emplear. El sistema que emplamos se basa en alcanzar esta temperatura, por lo que los insectos mueren por desecación.

Insecticida por elevación de temperatura

Tratamiento insecticida por elevación de temperatura

Para un tratamiento de eliminación de insectos de un edificio con varios pisos se coloca el aparato durante al menos 48 horas, mientras que para una sola habitación con 24 hr es suficiente. También es posible realizar tratamientos de eliminación de plagas parciales en zonas delimitadas.

ETAPAS DEL TRATAMIENTO TÉRMICO INSECTICIDA

Las tres etapas de funcionamiento del tratamiento térmico para eliminar insectos:

1.- El equipo se programa para alcanzar una temperatura de 50 ° – 60 ° C que es la temperatura a la cual mueren los insectos. Los calefactores se mueven cada 5 a 10 horas. El tiempo de exposición va a depender del número de aparatos de calefacción utilizados y de las características del edificio a tratar.

2.- Se mantiene esta temperatura hasta asegurarnos de que se ha alcanzado la temperatura en cada punto crítico del edificio. Se determina con ayuda de una pistola de temperatura de infrarrojo.

3.- Se desconecta el calentador hasta que la temperatura lentamente disminuye a su nivel normal para evitar daños.

Tratamiento térmico para eliminar insectos

Sistema de tratamiento térmico para eliminar insectos

APLICACIONES DEL TRATAMIENTO TÉRMICO INSECTICIDA

Las aplicaciones del sistema de eliminación de plagas por elevación de temperatura son múltiples:

– Sector alimentario: café, harinas, pastas, frutos secos, especias…

– Sector no alimentario: hoteles, restaurantes, sector textil…

.