Una de la principales responsables de muchas de las enfermedades (alergias, estrés, absentismo o baja productividad, etc) que aparecen en el trabajo o en la vivienda es la contaminación del aire presente en el edificio, que suele denominarse “mala calidad del aire en el interior“. El término aire interior lo aplicamos a ambientes de interior no industriales: edificios de oficinas, edificios públicos (colegios, hospitales, teatros, restaurantes, etc.) y viviendas particulares.

Enfermedad por mala calidad del aire interior
Enfermedad por mala calidad del aire

Los conductos de climatización y ventilación acumulan gran cantidad de suciedad, siendo propicia para el crecimiento de aerobios y hongos, causantes de más del 38% de las bajas laborales y enfermedades provocadas por el “Síndrome del Edificio Enfermo“. La higienización total de estos sistemas aporta grandes ventajas como garantizar la salud de los ocupantes de los edificios, ahorro de costes de mantenimiento y energéticos, así como cumplimiento de las normativas.

Todos nuestros equipos cumplen con la norma UNE 100012:2005 de Higienización de sistemas de climatización, cuyo objeto es la valoración de los sistemas de ventilación y acondicionamiento de aire (SVAA). Las indicaciones de esta norma comprenden todos los elementos de los SVAA, desde la entrada hasta la salida del aire, y se tienen en cuenta las particularidades de cualquier tipo de edificio.

Limpieza de sistemas de climatización
Limpieza de sistemas de climatización

Equipos:
– Sistemas de vídeo-inspección en conductos: robot con cámara para realizar inspecciones en conductos de climatización y ventilación, imágenes con comparación del estado de los conductos antes y después de la limpieza
– Sistemas de limpieza de conductos: cepillado y aspirado simultáneo, posibilidad de realizar inyección simultánea de productos químicos.
– Equipos de aspiración: unidad de aspiración para la suciedad desprendida por cabezal de aire comprimido, motor de ventilación (aspira 4500 m³/h) con variador electrónico digital (regular la presión negativa ejercida en conducto), sistema de decantación y filtración.
– Equipos de limpieza y desinfección: equipos portátiles (mochila) para la limpieza integral de las baterías de climatización, doble depósito (uno para inyectar detergente en espuma y otros para el aclarado), generador de humo desinfectante de alto espectro para garantizar la desinfección total, generador de ozono para tratamientos de desinfección/desodorización en 2 fases.

.